martes, 27 de octubre de 2009

Camino a monterrey XX (nuevo capitulo)

Me quede con sensación de haber traicionado a José, aunque no estaba segura de nada, solo vi. esos helicópteros volando en la misma dirección, quizás se trataba de una coincidencia, tenia que mantener la calma, pero la verdad es que estaba muy nerviosa, quería llamar a Javier, fui lo mas aprisa a mi hotel, en mi agenda tenia yo el numero de su móvil, y deseaba llamarlo, saliendo del aeropuerto aborde un taxi,
_por favor al hotel Royal
_si, conozco donde esta señorita súbase.
_gracias, le agradecería si fuera lo mas rápido posible.
_bueno iré tan rápido como esta permitido en la carretera. Asegure el cinturón.
Estaba muy nerviosa, el taxista parecía muy amable, pero la verdad yo no tenia ganas de charlar.
_señorita usted es de lima, verdad
_si, por favor le ruego, que no me pregunte nada, y disculpe si soy grosera, estoy mal.
_no se preocupe señorita, la gente de la capital siempre esta mal, muy cansada, muy fatigada, muy nerviosa, pero usted es muy joven y no debería sentirse así, pero para que se sienta mejor, quiere escuchar una historia, mire que todavía hay muchos kilómetros por recorrer.
Desde la ciudad de Huaraz, al aeropuerto hay casi 20 kilómetros, podría a ver regresado con la movilidad de la agencia turística, pero me dijeron que esperaban a otros turistas, y que demoraría mínimo 1 hora, y la verdad yo no quería esperar.
_bueno señor cuénteme, lo escucho.
_vez toda esas lomas por allá
_si.
_ Pues es ahí donde esta toda la ciudad sepultada
_no continúe, por favor. Conozco la historia del alud que sepulto el pueblo de Yungay.

_perdone señorita, ya no la incomodare con mis palabras.

El hombre por fin se quedo en silencio.

_Puedo encender la radio señorita
_si, claro.

Casi me quedaba dormida con el aire fresco que me daba y me removía los cabellos,
La música estaba muy despacito, como para relajarme, y ya me sentía tranquila, mi alma estaba entrando en calma.
Quizás fue el cansancio, me quede dormida, tuve un sueño extraño, vi. Personas corriendo y entre ellas a José, unos caballos blancos lo seguían, casi lo alcanzaban, lo vi.
A el tratando de escapar de esos caballos, desperté agitada y sudorosa, cuando uno de esos caballos casi estaba encima de José.
Yo solo podía gritar, gritaba que corriera más aprisa, pero no lograba escucharme.
Con lágrimas en mis ojos, puede despertar, confundida y temblorosa.

Aun estaba en el taxi, el chofer me digo, que casi había dormido solo 10 minutos, pero que balbuceaba el nombre de mi novio.

_Mi novio,. Estaba en peligro
_Descuide señorita, solo fue un sueño, ya vera que su novio esta bien, ya pronto llegaremos a su hotel.
_Le sonreí y vi. Que el también me sonreía a través del espejo

Es usted muy amable, y yo he sido muy descortés, quiero que me perdone.
_Descuide señorita, mire ya llegamos a su hotel.

Muy amablemente me ayudo a bajar una mochila, le pague un poco más de lo que pidió en principio.

_Tome, esto es por ser tan amable.
_Muchas gracias señorita, tenga usted un bonito día.

3 comentarios:

DAPHNE dijo...

Hola guapa , bueno con los caballos blancos , otra que también los sueña , jajajajajaja , a mi me encantan , y tu historia también , te sigo de cerca .
Besitos.

Daniela Matos dijo...

Hola Chiquilla: Interesante tu narración.
Hay alguna manera de contactarte, me gustaría hacerte algunos comentarios en privado ¿se puede?
bueno por lo pronto nU otiseB: Daniela o La Gata Rosa

la_gaviota dijo...

muy agradecido vuestras visitas un abrazo.