jueves, 19 de noviembre de 2009

Camino a Monterrey XXVIII ( capitulos nuevos)

_El general no ha dicho nada de esto. ¿Por qué?

_Por que es clasificado, no teníamos pruebas aun que eran narcos y terroristas, no podemos decir a la opinión publica, nacional y extranjera que matamos mas de 30 turistas por que pensamos que eran narcotraficantes.
Todas las naciones de los implicados se vendría contra nosotros, Colombia quizás hasta nos declararía la guerra, ya sabes que había turistas colombianos arriba. Tú no debiste ir, no debiste desobedecerme, sal de Huaraz, de inmediato, sal del Perú.

_No, yo no me voy a ningún lado, quiero ver el cadáver de José, solo así me iré.
_Por que eres tan terca Janet, por que te interesa tanto ese hombre, ya estará muerto, déjalo ya.

Me sacudió fuertemente, no podía decirle, darle una respuesta, estaba paralizada. Solo podía pensar en José. En que Estaría muerto, entonces el no pudo completar su venganza. Todo esto había sido algo del destino.
El destino que le tenía preparado, un final macabro, morir así de esa forma, sepultado, por la nieve, no podía creerlo apenas, daba crédito a lo que me estaba enterando.

Javier me soltó el brazo, y me abrazo, con mucha ternura.

_Janet, perdón, todo esto es muy duro, y no he pensando en tus sentimientos, desde un comienzo en el terminal, cuando conociste a José, debí ponerte en sobre aviso, así no te hubieras involucrado con el, se que ya es tarde.
Pero aun quiero ofrecerte mi amistad.

_Espera Javier. Quiero darte esto.

Saque de mi bolsillo el USB de José. Sabía que en cuanto Javier lo viera, entendería que José no era uno más de ellos, que el solo era un hombre lleno de venganza lleno de odio, que había estado siguiendo a los asesinos de su familia. Y que por fin encontró la paz al morir, en su intento por matarlos.

_Que es esto.

_míralo, quizás mañana regrese a lima, con esto sabrás que José era inocente, promete que lo veras, si ya esta muerto, al menos que su nombre quede limpio.

_y ya para que serviría… pero lo veré. Antes de irte a lima, quiero verte, para coordinar lo que vas trasmitir en tu investigación a los jueces corruptos.

_coordínalo con mi jefe, el será quien tenga la ultima palabra.

Nuevamente Javier me apretó los hombros y se acerco tanto, que pude sentir su respiración, apegando sus labios a los míos, no le quitaba la mirada de sus ojos, unos ojos que hablaban de amor y protección, pero al mismo tiempo decían te quiero, como me hubiera gustado en ese instante que fuera el ese hombre por el cual mi corazón se desgarraba.

_bésame Javier
_No, Janet cuando te bese quiero que estés pensando en mi, sintiendo por mi, no por ese otro hombre, que Dios lo tenga en su gloria.
Tengo celos de un muerto.

Tenía razón, estaba tratando de utilizar a Javier para dejar de sentir eso que me hacia tan débil, ese sentimiento que me estrujaba el corazón.

3 comentarios:

Fernando dijo...

Hola amiga,
Aqui sigo pegado a ti como un sello.
Te dejo unos besitos.
Fernando.

DAPHNE dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Javier , cuando Janet le bese , tiene que sentir pensar y amarle solo a él , si no , nunca será feliz .
Besitos guapa .

victoria dijo...

Te sigo mi querida amiga no pienso perderte,,Gracias por compartir.Con cariño Victoria